Imagen relacionada

La tecnología y la globalización han conducido a una reducción progresiva de los salarios en las economías avanzadas desde 1980, según un estudio elaborado por el Fondo Monetario Internacional (FMI), que insta a una distribución más equitativa de la renta con el objetivo de disminuir la desigualdad.

"En las economías avanzadas, cerca de la mitad del descenso del porcentaje de los ingresos de los trabajadores tiene su causa en el impacto de la tecnología", subraya el organismo internacional en el capítulo III de su informe Perspectivas Económicas Mundiales, en el que estima que la contribución de la globalización a la caída de los salarios ronda la mitad de la de la tecnología.

"En su conjunto, la tecnología y la integración global explican cerca del 75% de la caída de la remuneración del factor trabajo en Alemania e Italia; y cerca del 50% en Estados Unidos", afirman los autores sobre el periodo entre 1980 y 2015.

El documento achaca esta tendencia "a una combinación del rápido progreso en las tecnologías de la información y comunicación y a que un gran número de las profesiones pueden ser fácilmente automatizadas".

Asimismo, reconoce que "la integración global también jugó un papel en este proceso", especialmente a través de la "deslocalización de ocupaciones que exigen mucha mano de obra".