Un periodista trabaja en la redacción del equipo de Noticias de la web de RTVE Las empresas Facebook, Google y un grupo de medios de comunicación han lanzado una iniciativa este lunes para hacer frente a las noticias falsas en Francia, en un momento en el que el país se aproxima a las elecciones presidenciales.

Facebook ha dicho que trabajará con varias organizaciones francesas de noticias, entre ellas la agencia AFP, la cadena de televisión BFM y los diarios L'Express y Le Monde para asegurarse de que no se publiquen noticias falsas en su plataforma.

Google ha explicado que también se suma a la iniciativa, llamada 'Doble Chequeo'. Facebook ha afrontado críticas de quienes consideran que no hizo lo suficiente para impedir la publicación de informaciones falsas en su plataforma durante la campaña en Estados Unidos, por ejemplo, el diario The New York Times, y en respuesta ha reforzado las medidas para intentar hacer frente a este problema.

El pasado noviembre, tanto Facebook como Google anunciaron que sus equipos trabajan activamente en la identificación y eliminación de este tipo de informaciones, para que no aparezcan en los resultados de búsqueda.

Ha habido preocupaciones similares de que puedan diseminarse noticias falsas en Facebook antes de las elecciones en Francia, que serán en dos vueltas entre abril y mayo.

En Estados Unidos, Facebook ha dicho que a los usuarios les sería más fácil distinguir los artículos falsos y ha añadido que trabajará con organizaciones como la web de contraste de datos Snopes, ABC News y Associated Press para comprobar la autenticidad de las noticias.

En enero, Facebook abrió también una iniciativa contra las noticias falsas en Alemania, donde las autoridades gubernamentales han expresado su preocupación de que las noticias falsas y el "discurso del odio" en Internet puedan influir en las elecciones parlamentarias de septiembre, en las que el hasta ahora presidente del Parlamento Europeo, el socialista Martin Schulz, competirá con la actual mandataria Ángela Merkel, de la CDU.

Berlín no se está tomando esta asunto a la ligera y, según medios alemanes, ha anunciado que podría imponer multas de hasta 500.000 euros a las plataformas que no combatan la difusión de informaciones falsas.