Resultado de imagen de movil La Unión Europea ha logrado esta madrugada un acuerdo informal sobre las tarifas máximas que los operadores podrán cobrarse entre sí cuando sus clientes estén en otro Estado miembro, lo que supone el último paso de la legislación necesaria para asegurar que desde junio de este año las comunicaciones en itinerancia (roaming) serán gratuitas en el espacio comunitario.

Las condiciones las han pactado los negociadores del Parlamento Europeo, el Consejo Europeo y el Ejecutivo comunitario, por lo que aún tiene que ser confirmado por los países miembros y por la Eurocámara.

Además de los límites a las tarifas mayoristas, la Unión Europea impondrá también salvaguardas a los usuarios, con el objetivo de asegurar el "uso justo" del servicio y evitar "abusos".

Como garantía, la Comisión Europea deberá también reevaluar e informar cada dos años sobre el impacto de las nuevas reglas de roaming, para vigilar que están funcionando o proponer "nuevos techos" tarifarios si fuera necesario. El primero de estos informes deberá estar listo para el 15 de diciembre de 2019.

Según ha informado el Consejo de la UE en un comunicado, la parte más crucial de la reforma es el límite de datos, en un contexto de aumento "exponencial" de su uso en los últimos años. Con el fin de las tarifas de itinerancia, se espera que el uso de datos en el extranjero se dispare, dado que los consumidores no tendrán que recurrir a las conexiones wifi para navegar de manera asequible.

"Es el último paso de un proceso que comenzó hace diez años", ha dicho el ministro de Economía, Servicios Comerciales y Comerciales de Malta -a cargo de la presidencia de turno de la UE este semestre-, Emmanuel Mallia, en un comunicado  .

"Era la última pieza del puzzle", ha celebrado el vicepresidente de la Comisión Europea responsable del Mercado Unico Digital, Andrus Ansip, quien ha destacado que las nuevas normas aseguran a los europeos que podrían viajar dentro de la UE "sin cargos de roaming añadidos", al tiempo que se garantiza a las compañías que podrán seguir ofreciendo servicios competitivos.

La Organización Europea de Consumidores (BEUC) ha celebrado el acuerdo. "Los topes fijados la pasada noche tendrán un impacto directo en el modo en el que los usuarios podrán usar sus datos móviles en el extranjero, porque cuando más bajo sea ese límite, mayor será la cantidad de datos", ha explicado la directora general de BEUC, Monique Goyens

Tras un proceso que ha durado casi diez años, y que ha llevado a rebajar en casi un 90% desde 2007 el coste de las llamadas u otras comunicaciones móviles cuando se está en otro Estado miembro, la Unión Europea aplicará a partir del 15 de junio de este año el fin del roaming.