El portavoz del grupo parlamentario socialista, Antonio Hernando

El PSOE ha exigido este jueves una subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) del 8% "este año y de forma inmediata" como requisito para "no rechazar" los objetivos de déficit y deuda que el Gobierno quiere aprobar para 2017 y 2018, y que debe ser aprobado en el Congreso. Así lo ha asegurado el portavoz del PSOE en el Congreso, Antonio Hernando, en una rueda de prensa en la que también ha pedido que el objetivo de déficit del año que viene para las comunidades autónomas sea del 0,6% en vez del 0,5% previsto.

El salario mínimo actualmente es de 655,20 euros y una subida del 8% supondría llegar hasta los 707,60 euros. "Es bueno para la economía española, para las familias y creemos que es el momento oportuno después de que en los últimos cinco años haya subido un poco más del 2%", ha dicho Hernando. Precisamente este jueves Fátima Báñez, ministra de Empleo y Seguridad Social, se reúne con los representantes de los agentes sociales para analizar la posible subida del SMI y conocer las propuestas de los sindicatos y las patronales.

Ante los medios, el portavoz socialista también ha defendido dar más margen a las autonomías y ha afirmado que permitir que el déficit de las regiones sea del 0,6% supondrá unos ingresos adicionales de 4.000 millones de euros para gastar en Sanidad, en Educación y en servicios sociales. Hernando ha subrayado que el PSOE exigía en un principio el 0,7% del PIB para 2017 con el fin de dar un sí en la votación, pero ha señalado que si se queda en un 0,6%, los socialistas se abstendrán.

"Este es el estado de la cuestión. El PSOE valorará en función del resultado final del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) sobre si nos abstenemos y no rechazamos ese objetivo de déficit y deuda", ha asegurado Hernando, en la votación de los objetivos de estabilidad presupuestaria que serán debatidos en el pleno del Congreso la semana del 13 de diciembre.

El portavoz del PSOE en el Congreso ha trasladado esta petición al Ejecutivo toda vez que esta tarde se reúne el CPFF para acordar el reparto del déficit entre las administraciones públicas. Allí, el titular de Hacienda, Cristóbal Montoro, y la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, anunciarán a los consejeros regionales que se van a flexibilizar sus límites de déficit hasta el 0,6%, en vez del 0,5% previsto.