Resultado de imagen de tejerina en bruselas

Asegura que España defenderá que se tengan en cuenta las condiciones socioeconómicas de la flota

Pedirá a la Comisión que sea más flexible a la hora de aplicar la obligación de desembarques

Sostiene que estamos en condiciones de aplicar planes de gestión de atún rojo que alcance la cantidad máxima de 30.000 toneladas

La ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, defenderá hoy en el Consejo de Ministros de Agricultura y Pesca de la Unión Europea, que no se lleven a cabo reducciones abruptas de las posibilidades de pesca de especies de aguas profundas para los próximos dos años.

Para ello, la Ministra ha señalado que España ha trabajado para ofrecer argumentos, “y esperamos mejorar de manera considerable la propuesta de la Comisión en alguna de las especies”. En particular, la Ministra ha señalado el interés de la flota española por la captura de especies como el besugo, las brótolas, los granaderos y los alfonsinos.  

García Tejerina ha precisado que, aunque la pesca en aguas profundas supone sólo un uno por ciento en el conjunto de la flota española, España considera fundamental defender el máximo posible de capturas, porque para algunos segmentos de la flota estas pesquerías son importantes.  

La Ministra ha asegurado que “España defenderá, como lo hemos hecho siempre, que no es posible hacer reducciones abruptas de las posibilidades de pesca de un año para otro”. Según ha recalcado, “no se pueden presentar propuestas que condicionen la viabilidad socioeconómica de la flota pesquera”.

Por otra parte, García Tejerina ha comentado que España manifestará hoy al Consejo la inviabilidad del sistema de descartes tal y cómo lo plantea la Comisión. Según ha explicado,  la combinación de los TAC y cuotas junto a la obligatoriedad de desembarques puede dar lugar a que pesquerías importantes se cierren antes de lo previsto, porque se terminan las cuotas de las especies accesorias, no de las especies principales.  

Según ha recordado la Ministra, gracias a la posición española, cuando se hizo la reforma de la Política Pesquera Común, se consiguieron flexibilidades importantes que alivian esta situación, pero que no son suficientes. Por lo tanto, “nosotros en el Consejo de Ministros vamos a mandar una señal clara a la Comisión para que sea más flexible” y, si es necesario, que se revisen algunos aspectos con el objetivo de que, en el futuro, la combinación de la limitación de las capturas a través de las cuotas junto con la obligatoriedad de los desembarques, no provoque la paralización de las flotas.

Respecto la reunión anual de la Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico (ICCAT), que se celebra en Portugal, García Tejerina ha recordado cómo España ha venido defendiendo el buen estado del atún rojo, gracias al esfuerzo que han hecho los pescadores para adoptar medidas importantes de ajuste.  

Por lo tanto, la Ministra cree que estamos en condiciones de aplicar planes de gestión de atún rojo que alcance la cantidad máxima de 30.000 toneladas. Según ha reiterado, el estado actual de la biomasa permite recompensar el esfuerzo de los pescadores en estos años.

Por otra parte, García Tejerina ha señalado que el pez espada está en peor estado de conservación que el atún rojo, pero entiende que las medidas de recuperación que se adopten deben ser graduales considerando las capturas históricas de los últimos años, si hay que repartir las capturas entre flotas.  

Además, teniendo en cuenta que las flotas que capturan ambas especies son muchas veces las mismas, las reducciones que se adopten respecto al pez espada se deberían acompasar a través de mejoras en las capturas de atún rojo.