El Hospital Vall d´Hebrón celebra este hito en un acto al que se ha sumado la Organización Nacional de Trasplantes. Se trata de un homenaje científico a los artífices de este logro en  el que ha participado la directora de la ONT, Beatriz Domínguez-Gil. El acto ha contado con la presencia de un nutrido grupo de neumólogos, cirujanos torácicos, coordinadores de trasplantes y resto de profesionales que participan en el trasplante pulmonar, como anestesistas, intensivistas, microbiólogos, personal de laboratorio y quirófanos, y rehabilitadores. En el acto han participado también  numerosos pacientes trasplantados y representates de asociaciones de pacientes.

Tras subrayar la importante contribución del Hospital Vall d´Hebrón al desarrollo del trasplante pulmonar en España y a la mejora de sus resultados, Dominguez-Gil ha señalado que este tipo de terapéutica 'es el paradigma del trabajo en equipo en trasplantes, tanto dentro como fuera del hospital. Se trata de un proceso muy complejo que requiere una gran multidisciplinariedad'.

El trasplante pulmonar también es un ejemplo claro de cohesión del sistema sanitario. Los hospitales que realizan este tipo de trasplantes son centros de referencia nacional, que atienden a pacientes de distintas Comunidades Autónomas. Según los datos de la ONT, el 30% de los pacientes se trasplantan en una Comunidad distinta a la de su lugar de residencia, mientras que el 39% de los trasplantes se realizan con pulmones de donantes procedentes de otras Comunidades Autónomas.  

Breve historía 

Los primeros trasplantes pulmonares que se efectuaron en el mundo con resultados alentadores fueron en la década de los 80. Previamente, en las décadas de los 60 y 70 se habían producido algunos intentos infructuosos, cuyos pésimos resultados hicieron desaparecer del panorama médico este tipo de trasplantes durante casi 20 años. 

Sin embargo, con la llegada de la Ciclosporina, el panorama cambió radicalmente. En 1981 comienzan de nuevo a realizarse en Stanford los primeros trasplantes en bloque de pulmón y corazón. Sin embargo, fue el grupo de Toronto, liderado por Cooper, el que sentó a principios de los años 80 las bases del trasplante unipulmonar, para pasar en 1986 al bipulmonar.

En España fue Ramón Arcas quién trasplantó en 1990 el primer pulmón en el Hospital Gregorio Marañón de Madrid. Hoy esta intervención se realiza en 7 centros, con un promedio de 52 trasplantes por centro en 2017.

Por centros, destaca el Vall d´Hebrón como el Hospital que más trasplantes pulmonares ha realizado en todos estos años, con un total de 1.028  hasta el pasado año, lo que representa el 23% del total de los efectuados hasta ese momento en nuestro país. (Ver Cuadro 1). Desde el primer trasplante pulmonar hasta la fecha se han efectuado en nuestro país cerca de 4.750 intervenciones de este tipo, 300 en lo que llevamos de año.
La directora de la ONT también ha destacado el importante papel del Hospital Vall d´Hebrón en el trasplante pulmonar infantil, un campo en el que también destaca, especialmente en lo que se refiere a las intervenciones de los receptores de menor edad.

Desde 1994, año en el que se hizo el primer trasplante pulmonar infantil en España, 143 menores han recibido un trasplante de este tipo y de ellos, 52 han sido trasplantados en el Vall d´Hebrón, lo que supone un 36% del total nacional.

El tiempo de espera para el trasplante pulmonar oscila entre 5 y 6 meses en el ámbito nacional.

Nuestro país, con 363 trasplantes pulmonares en 2017, también contribuye de  forma importante al cómputo de trasplantes pulmonares en el conjunto de la Unión Europea (UE), donde aportamos el 18% del total. El año pasado se efectuaron 2.013 trasplantes de este tipo en los 28 países que todavía hoy conforman la Unión Europea. 

Según los datos de la ONT, el sistema español de trasplantes registra una tasa de trasplante pulmonar de 7,8 por millón de población(p.m.p), por encima de la media de Estados Unidos (7,2 p.m.p) y la de la UE (3.8 p.m.p), pese a que los donantes españoles son de mayor edad.

En los últimos años la supervivencia y la calidad de vida de los pacientes trasplantados ha mejorado notablemente. Las nuevas técnicas quirúrgicas y de preservación del injerto, la aplicación de protocolos efectivos de profilaxis infecciosa y el  diagnóstico precoz de las complicaciones, junto con los avances en inmunología han contribuido a los mejores resultados de este tipo de trasplante.

El Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar  Social - a través de la ONT- felicita a los artífices: al equipo de coordinación y trasplantes del Hospital Vall d´Hebrón, al resto de profesionales hospitalarios, a los donantes y a sus familias, así como al conjunto de profesionales de la red trasplantadora española, cuyos logros contribuyen que el sistema español de trasplantes sea reconocido internacionalmente como el mejor del mundo.