Los partidos políticos buscan mañana el consenso para dejar claras las reglas de la dación en pago en la nueva Ley Hipotecaria, que protegerá más al usuario y podría dar mayor protagonismo a las Comunidades Autónomas y al Banco de España.

La Comisión de Economía de Congreso estudia la ponencia del proyecto de Ley reguladora de los contratos de crédito inmobiliario proveniente de una directiva europea que debía haber sido traspuesta el 26 de marzo de 2016 y va con casi dos años de retraso.

La nueva Ley Hipotecaria, redactada por el Gobierno del PP y que será tramitada durante el Ejecutivo socialista, busca abaratar las comisiones por cancelación anticipada, reducir las comisiones por conversión de préstamos de tipo variable a fijo y reforzar el control sancionador para notarios y registradores.