El exvicepresidente del Gobierno y expresidente de Bankia, a su llegada este viernes a los juzgados madrileños de Plaza de Castilla

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu ha decretado este viernes la apertura de juicio oral contra el expresidente de Bankia Rodrigo Rato, su exvicepresidente, José Luis Olivas, y una treintena de antiguos directivos de la entidad por presunta estafa a los inversores y falsedad en las cuentas presentadas para la salida a Bolsa realizada en 2011.

En su auto (ver documento en pdf), explica que, a lo largo de los cinco años de instrucción de la causa, se han recabado indicios racionales que demuestran que los administradores de Bankia aprobaron unas cuentas maquilladas que no reflejaban la verdadera situación de la entidad en el momento de su salida a Bolsa.

Por ese motivo, el juez imputa a todos los acusados los dos delitos, en contra de la opinión del Abogado del Estado y de la Fiscalía Anticorrupción, que habían eximido a Rato y al resto de los inculpados del delito de falsedad contable.

Tampoco se sigue el criterio de la Fiscalía en cuanto a exonerar a la mayor parte del consejo de administración de Bankia, así como a Bankia, BFA y el auditor Deloitte, y cuyo procesamiento en esta causa penal sí ha solicitado la mayoría de las acusaciones.

El órgano encargado de juzgar a los acusados es la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, ante la que las defensas tienen 20 días para presentar sus escritos.

Una petición de pena de 5 años de cárcel para Rato

Entre todos los acusados, Rato y Olivas son los acusados para los que la Fiscalía solicita penas más elevadas: cinco y cuatro años de cárcel, respectivamente.

Dentro de la excúpula imputada aparecen también el exconsejero de Bankia José Manuel Fernández Norniella -para quien el fiscal pide tres años de prisión- y el ex consejero delegado de Bankia Francisco Verdú, para quien solicita dos años y siete meses de cárcel.