Vista del edificio de Las Naves, donde se ha personado la UCO este miércoles. Agentes de la UCO de la Guardia Civil se han personado este miércoles en la Fundación Inndea de Valencia, en el edificio de Las Naves, con el fin de recabar contratos y documentación relacionada con la empresa Laterne, en un rastreo del presunto blanqueo del grupo municipal del PP en el consistorio, en la etapa de la exalcaldesa Rita Barberá, dentro de una pieza declarada secreta en la Operación Taula, derivada del caso Imelsa.

Esta acción de la Guardia Civil continúa con la recopilación de documentos que se llevó a cabo el martes en la sede de la Fundación Valencia Turismo y que pretende recoger datos sobre los contratos firmados entre el Ayuntamiento y la empresa y que presuntamente pudieron servir para financiar la campaña electoral de Barberá en el año 2007.

Según la investigación, empresas que tenían contratos con el Ayuntamiento de Valencia habrían realizado donaciones a Laterne, encargada de la campaña electoral municipal de 2007 del PP, partido que habría gastado tres millones de euros, veinte veces más de lo declarado.

Cuando se inició esta investigación  correspondiente a una pieza declarada secreta y de la que se encarga el juzgado de Instrucción número 18 de Valencia- la UCO vio necesario recabar información de alrededor de una decena de empresas para comprobar los hechos objeto de las pesquisas.

Por ello, los agentes se han personado hasta el momento en las sedes de Fundación Turismo Valencia e Inndea -ambos organismos participados por el Ayuntamiento- y no se descartan nuevas acciones de este tipo en los próximos días, han señalado las mismas fuentes.

En la subpieza sobre la campaña electoral del PP de 2007, el juzgado de instrucción número 18 de Valencia investiga un supuesto delito de blanqueo de capitales, y en ella están investigados (imputados) nueve de los diez actuales concejales 'populares'.

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, se ha referido este miércoles a la actuación de la UCO de la Guardia Civil de estos días y ha manifestado que ya tenían "sospechas" sobre algunas de estas entidades cuando estaban en la oposición, y de hecho, Compromís así lo comunicó entonces a Fiscalía.