La Consejería de Obras Públicas y Transportes del Gobierno de Canarias, que dirige Pablo Rodríguez, informa de que cuatro UTE y cuatro empresas han presentado las solicitudes para participar en el concurso para la licitación pública del contrato de servicios de control y vigilancia durante la ejecución de las obras de la carretera Agaete-San Nicolás de Tolentino, en el tramo El Risco-Agaete. La primera mesa de contratación se celebrará en los próximos días.

El Consejo de Gobierno de Canarias aprobó el pasado 9 de julio la autorización del gasto plurianual de 6.354.808,69 euros para la publicación de este contrato, cuya ejecución tendrá un plazo estimado de 70 meses, que es el tiempo que se estima que durará la ejecución de la obra de la segunda fase de la carretera de La Aldea.

El consejero aseguró que la segunda fase de la carretera de La Aldea permitirá solventar los problemas de seguridad vial de la actual vía, así como agilizar el tránsito de vehículos. Además, apunta que este tramo disminuirá el trayecto hasta La Aldea en un 55% en relación con el actual. En este sentido, Pablo Rodríguez reiteró: "Para adjudicar esta obra es necesaria la firma del nuevo convenio de carreteras con el Estado, y cada día que pasa sin la rubrica de este documento es un día menos de actuación que contamos para ejecutar obra nueva".

Tramo El Risco-Agaete

La segunda fase de la carretera de La Aldea, que abarca el tramo de 8,5 kilómetros comprendidos entre El Risco y Agaete, tendrá un coste de 228.845.972,34 euros.

El proyecto contempla llevar a cabo una mejora de un tramo de medio kilómetro de la GC-200 hasta una nueva rotonda que se construirá, y a partir de la cual se ejecutará una sucesión de túneles y viaductos hasta llegar a conectar con la primera fase de esta obra, la que discurre entre El Risco y La Aldea.

El proyecto también fija un total de ocho túneles y dos viaductos. Desde la nueva rotonda, se ejecutarán los primeros cinco túneles bidireccionales con un carril por cada sentido, hasta llegar al viaducto sobre el barranco de La Palma, cuya longitud será de 130 metros. Posteriormente, se ejecutará otro túnel de 400 metros y tres carriles y dos túneles más, bajo el Risco de Faneque, con dos carriles cada uno y comunicados mediante galerías transversales.

Además, se ejecutará el viaducto de El Risco, con una longitud de 520 metros y tres carriles, y el último túnel, de 600 metros y tres carriles, que conectará con el tramo ya ejecutado en el semienlace de El Risco.