Coordinadora, el sindicato mayoritario en el sector de la estiba portuaria, ha anunciado hoy que el Ministerio de Fomento se ha comprometido a tener cerrada la hoja de ruta para el sector en un plazo de 15 días.

De acuerdo con Coordinadora, el secretario de Estado de Infraestructuras, Transporte y Vivienda, Pedro Saura, les ha trasladado que la estiba es prioritaria en su agenda y que por ello se ha creado un equipo de trabajo interministerial con el objetivo de dar respuesta al reglamento.

Además, les ha comunicado que tiene previsto reunirse con el resto de representantes del sector a lo largo de estos días para conocer de primera mano su posición.

En el marco de la reunión que mantuvo ayer con Saura y con la secretaria general de Transporte del Ministerio de Fomento, María José Rallo, el Coordinador general de la Coordinadora Estatal de Trabajadores del Mar, Antolín Goya, subrayó la preocupación de los trabajadores del sector por la inseguridad jurídica que atraviesa.

En este sentido, Goya lamenta que casi un año y medio después de haberse aprobado el real decreto ley de reforma de la estiba no se tenga aún listo el reglamento que lo desarrolla.

Por ello, ha reclamado de nuevo la aprobación del reglamento, ya que entienden que su aprobación se ha dilatado de "manera desmedida" y confían en poder tener un horizonte claro que resuelva la incertidumbre actual antes de que acabe el mes.

Este reglamento, sostiene Coordinadora, es fundamental para dar estabilidad y garantías a los acuerdos sectoriales y para evitar daños que podrían ser irreversibles.

Desde la entrada en vigor del real decreto ley por el que se liberalizaba el sector había un plazo de un año para la adaptación de los convenios sectoriales. Para ello, era necesario contar con el reglamento que desarrollase la reforma de la estiba y que trata cuestiones como el sistema de ayudas o los nuevos certificados de profesionalidad.

Ante la amenaza de nuevas movilizaciones por parte de los sindicatos debido a la demora en su aprobación, el anterior gobierno del Partido Popular se comprometió en mayo a aprobar, previsiblemente a finales de junio pasado, el real decreto, y a ampliar en seis meses -hasta finales del año- el plazo para la negociación del nuevo convenio marco a través de una enmienda transaccional a la ley de presupuestos.