Los representantes de los estibadores a la salida de su reuniónen Fomento

La reunión en el Ministerio de Fomento con patronal y sindicatos de estibadores ha concluido sin acuerdo, lo que aboca a que este viernes el Gobierno reforme el sector de la estiba por Real Decreto, y se enfrente a partir del lunes a tres jornadas de paros intermitentes en la carga y descarga en los puertos, protestas que se podrían extender en el tiempo. Así lo han señalado tanto los representantes de los trabajadores como el Gobierno, que han dado por rotas las negociaciones. Mientras, las empresas han reafirmado sus acusaciones de huelga encubierta.

El coordinador general del sindicato de estibadores CETM, Antolín Goya, primero en pronunciarse tras una hora de reunión, ha denunciado la "posición cerrada" del Ministerio y ha acusado al Departamento que dirige Íñigo de la Serna de "estar simulando un proceso negociador".

"No tenemos otra salida que movilizarnos (...) Si el viernes se aprueba la reforma, nos obligarán a plantear otros preavisos de huelga. ¿Qué otra cosa podemos hacer?, ¿Esperar en casa a que nos llegue la carta de despido?, ha declarado Goya, quien ha asegurado hablar también en nombre del resto de sindicatos del sector (CC.OO., UGT y CGT).

A este respecto, Goya ha dicho que los sindicatos han presentado una alternativa a la creación de un registro en línea, nudo gordiano de la reforma, similar al que se ha aprobado en Bélgica, consistente en garantizar la cualificación exigida en el sector. El representante sindical ha achacado la imposibilidad de alcanzar un acuerdo a la "postura cerrada" de Fomento.