Resultado de imagen de Pedro Ortega canarias

Pedro Ortega recuerda que esta línea de ayudas forma parte de un paquete de medidas que su departamento ha impulsado en los últimos años consciente del "importante potencial que ofrece la industria en Canarias para la creación de empleo de calidad y el desarrollo de nuevas líneas de negocio que favorezcan el desarrollo de un modelo económico más sostenible y diversificado".

Añadió que el sector ha comenzado a dejar atrás los años más difíciles y poco a poco está mostrando mayores síntomas de recuperación, si bien "desde el Gobierno de Canarias se considera prioritario seguir prestando apoyo para consolidar esta mejoría y ayudar a las industrias a incrementar su competitividad y actividad con vistas a que el sector gane peso en el conjunto de la economía del archipiélago".

El consejero recordó que ya en 2016 el Gobierno de Canarias contribuyó, a través de esta misma convocatoria de subvenciones, a generar una inversión de 6,8 millones de euros en el sector industrial que, además de mejorar la competitividad del sector, permitió mantener 1.200 contratos en el sector y crear 45 nuevos empleos fijos.

En concreto, y de acuerdo con las bases de la convocatoria, las subvenciones se distribuyen en dos grandes líneas de actuación: la Línea I, relacionada con la inversión productiva, y la Línea II, vinculada a la modernización de la industria, a través del apoyo a proyectos vinculados con la calidad de la producción y la incorporación de factores creadores de ventajas competitivas.

Dos importantes ventajas que tiene esta línea de subvenciones es que permiten la ejecución de los proyectos puede realizarse desde el día de hoy hasta finales de 2018, y que existe la posibilidad de abono anticipado de una parte de la subvención. Según explica Pedro Ortega, de esta manera se busca dar respuesta a la problemática que tiene la industria para poder ejecutar este tipo de proyectos, que conllevan largos plazos de ejecución y la necesidad de disponer de un impulso financiero inicial para llevarlos a cabo".

Las empresas que soliciten subvenciones dentro de la Línea I, deben realizar una inversión mínima de 10.000 euros. Entre los gastos subvencionables dentro de esta línea se encuentran la adquisición de maquinaria y bienes de equipo nuevos directamente vinculados a la producción, además de determinados gastos auxiliares vinculados a esta adquisición (obra menor, proyecto y dirección facultativa, etc.), estando también incluida la adquisición de software específico de control y gestión del proceso productivo.

En cuanto a la Línea II, los proyectos subvencionables se refieren a creación o modernización de laboratorios de control de calidad de las industrias; incorporación de diseño para la mejora de la imagen y presentación de productos; normas o protocolos a implantar; ensayos y actividades a realizar para la conformidad de productos de cara a su puesta en el mercado; auditoría energética.

La valoración y el porcentaje de subvención que se concederá a cada uno de los proyectos estará determinado por la aplicación de las variables recogidas en las bases, entre otras, el mantenimiento de empleo en el año anterior y la creación de empleo fijo.