Resultado de imagen de El director de Cepsa en Canarias, José Manuel Fernández-Sabugo

El director de Cepsa en Canarias, José Manuel Fernández-Sabugo, ha subrayado que la compañía, que ha parado su producción en Santa Cruz de Tenerife desde 2014, continúa siendo el almacenamiento estratégico y la reserva energética de Canarias.

Esta afirmación la realizó el director general de Cepsa en un encuentro con el nuevo presidente de la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife, Santiago Sesé, según indica la entidad cameral en un comunicado en el que recuerda que la refinería es una de las más importantes de Canarias y forma parte de los órganos de gobierno de la Cámara.

A pesar de que la producción de la refinería de Santa Cruz se encuentra parada desde el verano de 2014 "debido a los desproporcionados requisitos ambientales impuestos en esa fecha y recurridos", indicó Fernández-Sabugo, no ha cesado la entrada y salida de productos de las instalaciones para abastecer al mercado canario en todos los ámbitos.

Al respecto, el director de Cepsa en Canarias recordó que la empresa lleva en las islas más de 86 años y se mantienen todas las actividades de recepción, almacenaje, mezcla y distribución.

Añadió que Cepsa en Canarias abastece de energía por tierra, mar y aire a las siete islas en su labor de suministro a barco sy aviación, ventas directas y red de estaciones de servicio.

Por su parte, el nuevo presidente de la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife dijo que Cepsa es el soporte energético de Canarias, ha potenciado y diversificado el tejido industrial de las islas y ha contribuido de manera crucial al desarrollo de los puertos como punto idóneo de abastecimiento de combustible para el tráfico marítimo del Atlántico.

Santiago Sesé también reconoció la gran contribución que hace Cepsa a la sociedad a través del empleo que genera, con más de 650 puestos de trabajos directos a través de todas sus áreas de negocio, un personal "estable, especializado y de alta cualificación".

Asimismo, expresó su apoyo al director de la Refinería ante las dificultades que supone gestionar "la incertidumbre del futuro de la fábrica hasta que se pronuncien los tribunales".