Resultado de imagen de Narvay Quintero

 

El consejero de Agricultura y Pesca de Canarias, Narvay Quintero, ha pedido "un nuevo reparto" de la cuota española del atún rojo del Atlántico oriental y Mediterráneo en 2018, que favorezca más a los cerca de 250 barcos del archipiélago que capturan la especie.

Quintero defendió un "cambio" en la distribución de dicha cuota, en una reunión entre la secretaría general de Pesca, las autonomías y los representantes del sector para analizar las perspectivas de las próximas negociaciones internacionales sobre el atún rojo, en otoño.

Las capturas de esta pesquería se deciden en la Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico (Iccat, siglas en inglés) y dada la buena situación del caladero es previsible un aumento para España en 2018, según ha declarado el consejero, al inicio de la reunión.

Ha subrayado que por ello "hay una oportunidad" para que al repartir el cupo nacional, España favorezca a las pesquerías que se vieron más perjudicadas cuando en 2008 se impuso un plan de recuperación que supuso fuertes restricciones.

Ha añadido que es posible que España logre un aumento del 20 % de su cuota en Iccat, incluso los datos avalan la posibilidad de que pidiera un incremento superior.

Quintero ha apuntado que esa subida "es suficiente" para mejorar el reparto hacia aquellas zonas que se han visto "desfavorecidas históricamente" y sin conflicto: "No queremos enfrentar a nadie, ni a autonomías ni a pesquerías".

España tiene una cuota de 4.243,57 toneladas de atún rojo para 2017, de las que 189 han sido para los barcos canarios.

Unos 242 barcos están autorizados a extraer atún rojo y, según el Gobierno canario, el número de buques interesados en la especie oscilaría entre los 220 y 250; el archipiélago tiene una flota pesquera total de 800 navíos.