El Gobierno quiere que el nuevo índice de revalorización de las pensiones (IRP) en el que trabaja salga adelante de acuerdo con los interlocutores sociales en la mesa tripartita del diálogo social, que decidirá cómo interpretar la recomendación emitida por el Pacto de Toledo de indexarlas al IPC.

En la rueda de prensa para comentar los datos de paro y afiliaciones, el secretario de Estado de Seguridad Social, Octavio Granado, ha asegurado que la recomendación alcanzada la semana pasada en el Pacto de Toledo "coincide con la política del Gobierno", que es "mantener el poder adquisitivo de los pensionistas".

"En cuanto a cómo interpretar, en la confección de la norma, la recomendación del Pacto de Toledo de componer el IRP en base al IPC", Granado ha dejado claro que "lo haremos en relación con la mesa de diálogo social, porque los interlocutores sociales nos han pedido que les tengamos en cuenta" y vamos a darles "una participación relevante".

Así, ha reiterado que el nuevo IRP será sometido a consideración del diálogo social para ser presentado en forma de proyecto de Ley en las Cortes y que, una vez superado el trámite parlamentario, "el Poder Ejecutivo ejecutará la decisión del Parlamento".

De todas formas, ha añadido, las pensiones se revalorizarán en 2019, y probablemente en años siguientes, de acuerdo con el IPC, algo a lo que son también favorables patronal y sindicatos, ha dicho Granado.