El ministro de Fomento, José Luis Ábalos (d) y el presidente de la Junta de Extremadura Guillermo Fernández Vara (i), durante la rueda de prensa, tras la reunión¡ con los integrantes del Pacto Social y Político por el Ferrocarril de Extremadura, tras los últimos incidentes en este medio de transporte, hoy en Mérida. EFE

El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, ha aseverado que las inversiones ferroviarias en Extremadura son "una prioridad", tanto para "la normalización de las prestaciones de la línea convencional", para la que ha anunciado mejoras en varias líneas y nuevas unidades, como para el cumplimiento de los plazos de la red de alta velocidad, que estará operativa en 2020.

Se trata, ha dicho Ábalos, de "dotar a la región de la calidad de infraestructuras y servicios que merece" ante una situación que ha llegado a calificar de "grave".

Ábalos, que ha dicho que en el próximo Consejo de Administración de Adif se licitarán 125 millones de euros en infraestructuras ferroviarias para esta región, ha ofrecido una rueda de prensa en Mérida, tras mantener un encuentro de trabajo con el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, y tras asistir a una reunión con el Pacto por el Ferrocarril.

A juicio de Vara, "este país tiene una deuda contraída con esta tierra, que tiene que ver con la red ferroviaria, la cual no estará saldada mientras no tengamos más que los demás, pero tampoco menos".

Con el objeto de "coordinar y evaluar" todas las inversiones y los plazos marcados, Ábalos ha anunciado la creación de la figura de "un coordinador del Sistema Ferroviario de Extremadura", que será el encargado de intermediar entre el Ministerio de Fomento, RENFE, Adif y la Junta de Extremadura.

En cuanto a las mejoras del material rodante, Ábalos ha avanzado que en 2020 llegarán a Extremadura, para renovar la flota actual, cinco nuevos trenes híbridos, que pueden circular tanto en red de alta velocidad como en la convencional.

Fomento seguirá con las fases de implantación del modelo 599, pues a las dos unidades que ya llegaron en agosto se sumarán tres en noviembre, otras tantas en febrero y otras tres en mayo, adelantando así los plazos inicialmente previstos.

Asimismo, Fomento incrementará las operaciones de mantenimiento del material rodante y la instalación de nuevos motores de tracción en la series 598, y acometerá una campaña de revisión general de lo motores de los modelos 599.

También se trabaja en la adjudicación del proyecto constructivo y ejecución de las obras de la nueva sede de mantenimiento de Badajoz, cuyas obras finalizarán en 2019.

En la línea convencional, a los 50 millones de euros ya licitados en los últimos cuatro años, el ministro ha anunciado una inversión de 54 millones de euros para la mejora de las instalaciones de seguridad de la línea Humanes-Monfrague-Plasencia, y la eliminación de siete puntos de limitaciones temporales de velocidad.

Por lo que respecta al tramo entre Ciudad Real y Badajoz, Fomento acometerá actuaciones que supondrán la mejora de la línea en un tramo de 85 kilómetros, con una inversión total de 83 millones de euros.

Toda inversión es necesaria por cuanto que "durante años" se produjo una disminución de la inversión en la red convencional, "la cual se abandonó". "Ha habido una cierta descapitalización de todo el sistema ferroviario", ha agregado.

Sin embargo, desde la llegada del nuevo Gobierno "se han licitado todos los proyectos en su tiempo". "De los 170 millones proyectados en ferrocarril entre enero y septiembre, el 97 % se han adjudicado con este Gobierno", ha remarcado Ábalos.

En cuanto a la alta velocidad, y según la programación prevista, en el cuarto trimestre de 2019 estarán finalizadas las obras de la alta velocidad extremeña y en 2020 estará operativa. Ese año entrarán en funcionamiento los trenes híbridos y, al mismo tiempo, se electrificará la vía.